24 de Abril de 2014

 
“La medida perjudicó directamente a trabajadores y empresarios argentinos, no a ingleses” PDF Imprimir E-mail
Escrito por Shelknamsur   


“De haber avisado que comenzaban a aplicar la ley de esta manera, se hubieran evitado muchos trastornos. La medida perjudicó directamente a trabajadores y empresarios argentinos, no a ingleses” indicó José Luis Recchia, presidente de la Federación Empresaria y Hotelera de la Provincia.

En esta línea señaló “la metodología debería haber sido otra y todos estaríamos encolumnados, como estamos hoy, para difundir en el mundo que las Malvinas son argentinas desde la actividad turística. No debemos echar a los turistas sino al contrario, seducirlos para que vengan cada vez más, mediante folletería y el trabajo de los guías, que dan una atención personalizada”, planteó.

“El espíritu de la ley no era abarcativo para los barcos de turismo y ahí es donde viene el desconcierto del sector, dejando de lado el dinero, porque deja a la luz una falta de garantías jurídicas y de trabajo dentro de la provincia. Nadie deja de pensar en Malvinas. Todos pensamos lo mismo” resaltó por FM Provincia.

“El efecto fue un boomerang, porque la ley quiere perjudicar a los ingleses y hacerles saber con el bolsillo que las Malvinas son nuestras. Pero estamos al revés: la ley se le ha venido encima a la ciudadanía. Al sector empresarial y trabajadores del turismo nos ha perjudicado una acción de las tres de la mañana. Todos nos conocemos y esto se solucionaba diciendo ‘tenemos que hacer esto para dar un escarmiento’. Hubo cien trabajadores en el puerto esperando los barcos y naturalmente se hubiese armado todo, para que no fuera nadie y nadie moviera nada. El efecto a nivel internacional hubiera sido el mismo”, explicó Recchia.

Lo cierto es que no hubo siquiera un aviso oficial de la medida que se iba a tomar, y se encontraron con la prohibición cuando estaban todos los servicios dispuestos y los buses en el puerto para recibir a los pasajeros.

“La solución no pasa por reformar la ley en la Legislatura. La ley no dice de ninguna manera ‘barcos de turismo’, entonces hay algo que se está interpretando mal y merece un gran compromiso de distintas partes para interpretar la ley como es. El espíritu fue no abastecer ni dejar entrar a barcos que tuviesen una actividad directa con el suelo, los hidrocarburos, la actividad militar” detalló.

El próximo lunes a las 17, en el Centro de Excombatientes, habrá una nueva reunión para seguir acercando posturas, aunque sigue faltando la pata del gobierno para definir qué van a hacer. “La ley salió por agosto o septiembre. No fuimos convocados porque el espíritu era otro, para otros fines y estábamos totalmente de acuerdo. Si nos hubiesen convocado y el espíritu era este, seguramente se hubiese generado una mesa de discusión” concluyó.

 

 

01/03/12

 
AddThis Social Bookmark Button

2008 - Diseñado por aabbureau